Hubert de Wangen cree que los jóvenes están más cercanos al mundo de la fotografía, ya que han nacido en la era de las imágenes y desde pequeños se ven envueltos continuamente por ellas.
Ahora se están formando muchos fotógrafos y la juventud se involucra mucho más en este mundo que los mayores, los cuales muchos siguen pensando que «el hecho de ser reproducible para ellos es un freno y por esto van más hacia las artes plásticas tradicionales», concluye de Wangen.
A menudo, aquellos que se dedican a la fotografía profesional tienen que oír por parte de clientes e incluso familiares y amigos, frases irritantes e incluso comentarios despectivos sobre el mundo que rodea al arte de la fotografía. Principalmente por falta de conocimiento.
Los fotógrafos tienen ciertas manías y puntos débiles como los diseñadores gráficos. Hay ciertas cosas de su trabajo o su forma de desarrollar sus labores que sencillamente no se pueden tocar porque pueden resultar muy ofensivos, a pesar de que se digan con total inocencia. Si tienes algún amigo fotógrafo seguro que sabes de lo que estoy hablando.
[su_custom_gallery source=»media: 3084,3083,3082,3081,3080,3079,3078,3077,3076,3075,3074,3073,3072,3071,3070″ limit=»15″ width=»790″ height=»750″]